FeSMC

Secció Sindical Catalunya DB

Resumen de Prensa

Residencias Tiempo Libre

Calendario Laboral

Legislación Laboral

Comunicado del 14 de Junio de 2012

BANKIA Y RESCATE

Entramos en el quinto año desde que se manifestara esta crisis con el estallido de Lehman Brother (Banco de inversión para el que trabajaba el actual Ministro de Economía del Gobierno de Rajoy), y desde que se hiciesen evidentes los efectos de la burbuja inmobiliaria en España burbuja que originó la ley del suelo del Gobierno Aznar en 1998, y que los gobiernos posteriores no supieron o no quisieron atajar.

El balance, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el Consejo Económico y Social (CES) o UNICEF,  es horrible para la mayoría social:

-El paro registrado al primer trimestre de 2008 era de 2.174.200 personas. Al cierre del primer trimestre de 2012 el paro registrado en España es de 5.639.500 personas (24,44%), es decir un incremento de 3.465.300 españoles y españolas que estando en edad de trabajar no tienen un puesto de trabajo. (INE)

-En el último año, el paro ha crecido en 729.400 desempleados/as. (INE)

-La tasa de paro entre los más jóvenes, hasta 25 años, alcanza el 48,56%. (INE)

-El número de hogares en el que todos sus miembros están desempleados alcanza a 1.728.400. (INE)

-El primer trimestre de este año 2012, se ha cerrado con 422.600 hogares en los que la persona de referencia (económica) era jubilada o pensionista. (INE)

-España, cuarto país de la UE con mayor proporción de niños pobres

-El 17,1% de los niños en España viven por debajo del umbral de la pobreza según un informe que diferencia entre pobreza relativa y absoluta. España está por detrás de Rumanía, Letonia y Bulgaria. (UNICEF)

-La población en riesgo de pobreza y exclusión social se sitúa en 11.600.000 personas. (CES)

Estas son las consecuencias para los más débiles. A ello habría que añadir: desahucios, consecuencias sicosociales, etc. Sin olvidar el deterioro de las instituciones del Estado de Bienestar; Sanidad y Educación públicas, cuyos recortes harán sentir sus efectos en el medio y largo plazo.

La mayoría social la complementa una clase media en decadencia, configurada por asalariados y asalariadas que mantienen sus empleos, pero con una tremenda pérdida de poder adquisitivo y con una gran incertidumbre sobre el futuro inmediato. Más los millones de autónomosy pequeños empresarios que o han tenido que cerrar su actividad o están sufriendo por mantener su negocio por la falta de crédito, por la morosidad y por la caída del consumo, todos ellos factores derivados de las políticas del Gobierno.

Todo esto es producto de una crisis sistémica, es decir del sistema imperante. Un sistema al que hay que salvar a cualquier precio, ya lo dijo el señor Zapatero cueste lo que cueste.

Sin entrar en lo que le costó electoralmente al PSOE, el caso Bankia nos va a costar a todos los españoles, a los descritos más arriba también, unos 19.000 millones de euros por si alguien aún se pierde con los euros, esto significa 3,1 billones de pesetas-. Importe que pagamos todos los ciudadanos que hemos cumplido con nuestras obligaciones fiscales, no así el elevado número de defraudadores, uno de los problemas de raíz en nuestra economía, que por obra de las medidas de gracia y amnistía fiscal del PP, van a poder legalizar su dinero fraudulento a un coste ridículo, muy por debajo de lo que pagan por sus impuestos las rentas más humildes, es decir las rentas del trabajo.

Esta no es la única inyección de dinero público que se le ha hecho a ciertas entidades financieras, vamos por la tercera versión del Fondo de Reordenación Ordenada Bancaria (FROB), que entre avales, créditos y dinero directo, la cifra es astronómica. Hasta la fecha, los Gobiernos europeos, incluido el español, han ayudado a la banca con 4,5 billones de euros.

El caso Bankia ha sido la gota que ha colmado el vaso. De tal modo, que a raíz del escándalo de Bankia, y aunque el Presidente del Gobierno lo niegue, nos han intervenido o rescatado, yo incluso diría embargado. Diga lo que diga Rajoy,  de los 100.000 millones de euros responderá el Estado, es decir todos nosotros y nosotras.

Bruselas ya ha desmentido a Rajoy y ha dicho que si habrá condiciones, de hecho, si no se cumplen no habrá dinero, mismo mantra que le cantan a Grecia.

Desde FeS-UGT-Madrid entendemos que no se puede dejar en la estacada a los 11 millones de clientes que tienen sus ahorros, recibos domiciliados, hipotecas, etc., en el conglomerado de cajas que el anterior Gobierno convirtió en Bankia. Pero no es de recibo, que el Presidente del Gobierno y sus ministros digan que se va a sanear Bankia, para después venderla. Y esto vale para cualquier entidad financiera, supuestamente controlada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y/o el Banco de España.

España necesita tener banca del Estado, con prácticas éticas y control democrático, integrando las oficinas de las cajas de ahorros y bancos rescatados en una red pública de servicios financieros. Una banca pública que garantice la circulación de crédito para las familias, autónomos y pequeñas empresas. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no aprovechó la oportunidad, y se dedicó a privatizar las cajas de ahorros en favor de los bancos y especuladores; parece que el Gobierno de Mariano Rajoy Brey tampoco tiene intención de favorecer a la España que tanto dice defender.

Es inaceptable que este asunto se dé por saldado con el saneamiento de Bankia. En el proceso se han destruido más de 4.000 empleos de entre las plantillas que componían: Caja Madrid, Bancaja, Caja de Avila, Caja Insular de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja y Caja de Segovia. Los trabajadores se han visto forzados a realizar un gran esfuerzo. ¿Para qué ha servido?.

Más de 19.000 TRABAJADORES (sí con mayúsculas), han vivido los últimos tiempos entre noticias de rebajas en sus condiciones laborales y rumores malintencionados de nuevas fusiones, despidos, disolución de la Entidad, traslados Bankia ha estado y sigue estando en la boca de todos y se han vertido ríos de tinta sobre el futuro de la Entidad, sobre el capital necesario. Han aprendido que son riesgo sistémico,PERO NINGÚN MEDIO DE COMUNICACIÓN, NINGÚN TERTULIANO, NI EXPERTO ALGUNO, HA HABLADO DE LA PLANTILLA, de los trabajadores y trabajadoras de la Entidad.

Hay que decir alto y claro que, ni los trabajadores y trabajadoras de Bankia, ni los de ninguna otra entidad, son responsables de la situación y aún con la incomprensión habitual, hay muchos clientes que lo siguen siendo y les apoyan en esta difícil situación no son banqueros son trabajadores del sector financiero.

También la obra social de dichas cajas se ha deteriorado, cerrándose centros para la tercera edad, bibliotecas, etc.

Decenas de oficinas han sido cerradas, dejando desasistidos de servicios bancarios a decenas de poblaciones que, ahora se ven obligadas a desplazase a otros municipios para simples operaciones de caja.

Tras todo esto, Bankia pasó de dar 350 millones de euros de beneficios a unas pérdidas de 3.500. Y el Ministro de Hacienda, el señor Montoro, dice que esto está zanjado. No está zanjado, fueron ellos (no sin enfrentamiento interno en el PP) quienes pusieron al Sr. Rato a dedo, como ahora han puesto al Sr. Goirigolzarri, el que fue agraciado con un complemento de pensión de jubilación de 52,5 millones de euros en el BBVA.

El 6º Comité Confederal de la UGT, en su reunión celebrada los días 30 y 31 de mayo, ha resuelto que se abra una Comisión de Investigación, que intervenga el Fiscal General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción. Nos alegra saber que la Ficalía abre la investigación, aunque está por ver el alcance de esta intervención del fiscal.

Que pidan explicaciones a quienes han gestionado, cuando menos negligentemente, y que se les exijan responsabilidades y, en su caso, el procesamiento de los gestores responsables de los hechos y que respondan con su patrimonio personal presente y futuro. Sin excluir en la depuración de responsabilidades a los responsables del organismo supervisor, es decir al Banco de España.

Bankia es un hito más en este largo camino de retroceso social. Es un ejemplo de las  distintas maneras de abordar la crisis, según se trate de salvar el sistema capitalista o de mercado, o se trate de salvar el Estado de Bienestar.

Roberto Tornamira Sánchez-Secretario Gral. UGT-FES-Madrid

Sección Sindical de U.G.T. de Deutsche Bank - Paseo de la Castellana, 18 - 28046 - MADRID   correo:  ugt-deutsche.bank@db.com