FeSMC

Secció Sindical Catalunya DB

Resumen de Prensa

Residencias Tiempo Libre

Calendario Laboral

Legislación Laboral

Comunicado del 28 de Octubre de 2002

NUESTRA OPINION
SOBRE EL PLAN DE PENSIONES

Esta Sección Sindical firmó, el 29 de Febrero de 2.000, con la totalidad de Sindicatos presentes en la  Empresa, el acuerdo por el que se externalizaba el complemento interno de pensiones. Pensamos que fue una medida acertada de la que ya hicimos en su momento las oportunas valoraciones.

El aspecto que podía dar mayor dosis de incertidumbre, era la necesidad de conseguir una rentabilidad media del 6% para alcanzar la equivalencia de lo que garantizaba el Convenio. En esta línea, se dejaba fuera  a los compañeros a partir de 55 años de edad, si así lo solicitaban. Y a todos aquellos trabajadores que se pudieran jubilar anticipadamente a partir de los 60 años, y que alcanzaran 40 años en banca a partir de esa edad, se les garantizaba una parte significativa en una póliza de seguros al resguardo de las incertidumbres de los mercados.

Por tanto para alcanzar ese 6% de rentabilidad media se tenía que aplicar una política de inversiones que se centrara en alcanzar dicha rentabilidad media, ni más, ni menos.

Por desgracia, hasta el momento esto no se ha producido así. Además de que los mercados de valores han sufrido una caída muy fuerte y prolongada, alejada de las previsiones que se podían suponer por la trayectoria de la bolsa en los últimos años, la política de inversiones que ha desarrollado el plan de pensiones en este periodo ha influido negativamente.

Para conocer esta trayectoria, tenemos que hacer  un poco de historia.

Como recordaréis una vez que se acordó la externalización, se utilizó el plan de pensiones que ya existía, y que se había constituido como consecuencia del pacto al que llegó la Empresa solo con CC.OO., y al que esta Sección Sindical de U.G.T. se opuso en su momento. Por este acuerdo se suprimieron las becas para hijos de empleados, el seguro de vida, los premios de antigüedad y el Economato de Banca, a cambio de unas aportaciones iniciales a partir del año 1998 de 175.000 ptas. anuales, con incrementos posteriores basados en las subidas de convenio.

La comisión de control, en su parte social, estaba formada exclusivamente por representantes  de CC.OO., toda vez que en las elecciones para elegir a los miembros de la citada parte social, en votaciones con listas cerradas, fue la más votada. Por tanto decidieron de acuerdo con la Empresa realizar una política de inversiones de hasta un 50% en renta variable, llegando a alcanzar el plan de pensiones una rentabilidad del 18% en el año 1.999.

A partir de la mencionada externalización del complemento interno, la Sección Sindical de U.G.T.  en Deutsche Bank, comenzó a formar parte, con tres miembros, de la Comisión de Control del Plan de Pensiones, así como el resto de Sindicatos firmantes, manteniendo CC.OO. la mayoría absoluta de la parte social.

La postura de U.G.T., de la que es necesario que se tenga conocimiento,   siempre ha sido que este plan de pensiones tenía que tener una política de inversiones lo más conservadora posible para alcanzar el objetivo de rentabilidad del mismo, es decir del 6%, y así poder garantizar los derechos que teníamos por convenio.

Por consiguiente, en todas las reuniones a las que hemos asistido de la Comisión de Control, nos hemos manifestado en este sentido. No habiendo sido aceptadas nuestras propuestas, tanto por CC.OO. como por la Empresa. De tal manera que en la reunión del día 23.04.01, propusimos que se sometiera a votación nuestros planteamientos de rebajar hasta un máximo de un 30% la inversión en renta variable. Petición que fue rechazada con los votos de la Empresa y CC.OO.

No se puede culpar solo al comportamiento de los mercados  de valores  de la rentabilidad tan negativa de nuestro  plan de pensiones. Entendemos que también ha influido en esta situación, la política ciertamente arriesgada de invertir en renta variable hasta un 50%, para las características y objetivos de este plan.

Ahora bien, llegados a este punto de pérdidas importantes acumuladas, pensamos que  no nos queda más remedio que mantener una cierta dosis de riesgo y seguir manteniendo estos mismos porcentajes en renta variable, ya que de no hacerlo consolidaríamos pérdidas, y se cerraría la posibilidad de recuperar todas o parte de las mismas en el caso de una probable mejora de los mercados de valores.

De cara al futuro, cuando la recuperación sea un hecho, habrá que marcar la política de inversiones que hemos venido propugnando, es decir, la que pueda alcanzar alrededor de un 6% de rentabilidad media, para que, en su momento, nos podamos jubilar sin detrimento de las cantidades que nos correspondan.

Sección Sindical de U.G.T. de Deutsche Bank - Paseo de la Castellana, 18 - 28046 - MADRID   correo:  ugt-deutsche.bank@db.com